Qué dice el BOE sobre experimentación con animales.

Después de toda la polémica surgida a raíz de las imágenes tomadas por una activista tras dos años de investigación en los laboratorios de VIVOTECNIA, os dejo un resumen de lo que se regula en el BOE sobre la experimentación con animales en nuestro país y que, personalmente, me ha parecido lo más destacable. También os dejo el enlace al BOE, por si queréis leerlo entero.

Ojo, que esté en el BOE no implica que se cumpla, como ya hemos visto en este caso.

Se ha confirmado ya que los animales de experimentación de VIVOTECNIA serán liberados e irán a vivir a santuarios y a hogares definitivos (los animales catalogados «de compañía»).


Esto es una victoria ENORME para los animales, pero no nos olvidemos de que estas prácticas son habituales en los laboratorios donde se usan animales; NO SON CASOS AISLADOS, ni cosas que pasen en otros países. Pasan AQUÍ, a DIARIO. Y la mayoría de los actos que hemos visto en las imágenes que se han estado difundiendo son LEGALES

El Gobierno no ha modificado las leyes de bienestar animal desde el 22 de septiembre de 2010; actualmente, existen muchos métodos de investigación para sustituir el uso de animales, pero si las leyes no cambian y se hacen más duras, esto no cambiará jamás.

Exijamos al Gobierno que se hagan unas leyes que prohíban el uso de animales para la investigación.

Se puede avanzar en la ciencia sin esta explotación. El problema no es si hay mal trato o buen trato para con los animales, el problema es que se sigan usando y explotando.

Y sé que cuando vemos perros, gatos, conejos o monos en estas situaciones se nos parte el corazón; pero esta es la realidad de miles de millones de animales en todo el mundo dentro de los mataderos.

Animales que no morirían si dejásemos de pagar por ello.

Si te escandaliza el caso de VIVOTECNIA, infórmate, deja a los animales fuera de tu plato.

QUÉ DICE EL BOE SOBRE LA EXPERIMENTACIÓN CON ANIMALES

El Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea incluye, dentro de las disposiciones de aplicación general, en su artículo 13, la obligación de la Unión y de los Estados miembros de tener plenamente en cuenta el bienestar de los animales cuando formulen y apliquen algunas políticas, tales como la política de investigación, de desarrollo tecnológico y de mercado interior. En este ámbito, el 22 de septiembre de 2010, el Parlamento Europeo y el Consejo adoptaron la Directiva 2010/63/UE, relativa a la protección de los animales utilizados para fines científicos, que debe ser incorporada al ordenamiento jurídico español.

¿PARA QUÉ SE PUEDEN UTILIZAR ANIMALES?

Solo se podrán utilizar animales cuando su uso esté justificado por la finalidad que se persigue, valorando su oportunidad siempre en términos de sus potenciales beneficios. Se regulan detalladamente las condiciones mínimas en las que han de alojarse los animales y los cuidados que estos han de recibir, así como los requisitos mínimos exigidos a los criadores, suministradores y usuarios de animales de experimentación, todo ello con el objetivo principal de garantizar su bienestar en la mayor medida posible. Se establecen así mismo las normas a las que deben atenerse los proyectos y procedimientos desde que se inician hasta que finalizan.

Se marca como objetivo último el total reemplazo de los animales en los procedimientos y se fijan normas específicas para la utilización de determinados tipos de animales, como pueden ser los animales vagabundos y asilvestrados, la fauna silvestre, las especies amenazadas y los animales de compañía. En este sentido, se fijan unos requisitos especialmente estrictos en el caso de los primates no humanos.

Se introducen también relevantes cambios en los requisitos formales de control a los que se deben someter los proyectos y procedimientos en los que se utilicen animales vivos. A este respecto se pueden destacar las normas que regulan la necesidad de evaluación previa de los proyectos, de evaluación retrospectiva de los mismos en determinados casos, la obligatoriedad de clasificar los procedimientos en función de su grado de severidad, las exigencias de transparencia e información, y otros muchos requisitos cuyo único objetivo es garantizar el mejor trato posible a los animales.

Se establecen asimismo los criterios básicos en cuanto a la capacitación necesaria par la realización de determinadas funciones, en línea con los resultados del consenso entre los Estados miembros y la Comisión Europea para la elaboración de directrices que armonicen los requisitos para el reconocimiento de dicha capacitación y así facilitar el movimiento entre los Estados miembros.

Otras novedades de importancia son la creación de una red de comités nacionales de bienestar y de puntos de contacto nacionales de coordinación en materia de implementación de las normas de protección y de los métodos alternativos. También se establece la obligatoriedad de que todos los criadores, suministradores y usuarios dispongan de órganos encargados del bienestar de los animales.

Los animales podrán ser utilizados en las siguientes disciplinas:

  • Investigación fundamental.
  • Investigación traslacional o aplicada, y los métodos científicos con cualquiera de las finalidades siguientes:
  • 1.º La prevención, profilaxis, diagnóstico o tratamiento de enfermedades, mala salud u otras anomalías o sus efectos en los seres humanos, los animales o las plantas.
  • 2.º La evaluación, detección, regulación o modificación de las condiciones fisiológicas en los seres humanos, los animales o las plantas.
  • 3.º El bienestar de los animales, en particular la mejora de las condiciones de producción de los animales criados con fines agropecuarios.
  • El desarrollo y la fabricación de productos farmacéuticos, alimentos, piensos y otras sustancias o productos, así como la realización de pruebas para comprobar su calidad, eficacia y seguridad, con cualquiera de las finalidades indicadas en la letra b).
  • La protección del medio natural en interés de la salud o el bienestar de los seres humanos o los animales.
  • La investigación dirigida a la conservación de las especies.
  • La enseñanza superior o la formación para la adquisición o mejora de las aptitudes profesionales.
  • La medicina legal y forense.

¿CÓMO HAY QUE UTILIZAR A ESTOS ANIMALES?

Los procedimientos deberán llevarse a cabo con anestesia general o local, salvo que se considere que es inapropiada porque:

a) Es más traumática para el animal que el procedimiento en sí.

b) Es incompatible con los fines del procedimiento.

Deberán utilizarse analgésicos u otros métodos idóneos para garantizar, en la medida de lo posible, que el dolor, el sufrimiento, la angustia o la lesión sean mínimos. Su aplicación, cuando proceda, debe ser realizada o supervisada por un veterinario.

Los procedimientos que impliquen lesiones graves que puedan causar dolores intensos no se llevarán a cabo sin anestesia.

No se suministrará a un animal ningún medicamento que impida o restrinja sus manifestaciones de dolor, salvo que haya recibido una dosis adecuada de anestesia o analgesia.

¿QUÉ ANIMALES SE PUEDEN UTILIZAR?

  1. Animales criados para ser utilizados en procedimientos (lista más abajo)
  2. Animales de especies amenazadas: no se pueden utilizar animales de especies amenazadas, excepto si se ha justificado científicamente que la finalidad del procedimiento no puede conseguirse utilizando animales de otras especies.
  • Primates: No se utilizarán en los procedimientos los animales de las especies Gorilla gorilla (gorila), Pan troglodytes (chimpancé), Pan paniscus (bonobo o «chimpancé pigmeo») y Pongo pygmaeus (orangután). Se podrán usar si los ensayos se realizan con el fin de evitar, prevenir, diagnosticar o tratar enfermedades discapacitantes o que potencialmente pueden poner en peligro la vida de los seres humanos, o si se ha  justificado científicamente que la finalidad del procedimiento no puede conseguirse utilizando animales diferentes de los primates ni con animales de especies destinadas a la investigación.
  • Animales capturados en la naturaleza: no se utilizarán, salvo autorización expresa del órgano competente.
  • Animales asilvestrados y animales vagabundos de especies domésticas.

No se utilizarán en procedimientos animales asilvestrados ni animales vagabundos de especies domésticas. El órgano competente podrá excepcionalmente autorizar su uso, siempre que se cumplan las siguientes condiciones:

a) Existe una necesidad esencial de realizar estudios relacionados con la salud y bienestar de estos animales o con amenazas graves para el medio ambiente o para la salud humana o animal, y

b) se ha justificado científicamente que la finalidad del procedimiento únicamente puede conseguirse utilizando animales vagabundos o animales asilvestrados.

Las especies que se utilizan, son:

1. Ratón.

2. Rata.

3. Cobaya.

4. Hámster sirio (dorado).

5. Hámster enano chino.

6. Jerbo de mongolia.

7. Conejo.

8. Perro.

9. Gato.

10. Peces.

11. Rana.

12. Serpientes terrestres.

13. Hurones.

14. Titíes y tamarinos.

15. Saimiris.

16. Macacos y monos verdes.

17. Babuinos.

18. Bovinos.

19. Ovinos y caprinos.

20. Cerdos y cerdos enanos.

21. Équidos.

22. Gallinas.

23. Pavos domésticos.

24. Codornices.

25. Patos y ocas.

26. Palomas.

27. Diamantes mandarín.

28. Urodelos acuáticos.

29. Anuros acuáticos, semiacuáticos, semiterrestres, arborícolas

30. Tortugas acuáticas

Sad Beagle Dog in cage

EL OEBA: ÓRGANO ENCARGADO DEL BIENESTAR DE LOS ANIMALES

Existe el Órgano encargado del bienestar de los animales (OEBA):

  • Debe estar integrado por personas con la experiencia y los conocimientos necesarios para velar por el bienestar y el cuidado de los animales.
  • Los miembros respetarán el principio de confidencialidad.
  • Recibirá el asesoramiento del veterinario designado, debiéndose conservar durante al menos tres años las aportaciones que éste realice.
  • Cuando el OEBA lo considere oportuno, solicitará el asesoramiento de expertos las cuales también respetarán el principio de confidencialidad.
  • Los órganos competentes podrán autorizar excepcionalmente que en pequeños criadores, suministradores y usuarios algunas funciones sean asumidas por un OEBA de otro criador, suministrador o usuario autorizado. En ningún caso podrán acogerse a esta autorización excepcional los criadores, suministradores o usuarios de primates.

El OEBA realizará como mínimo las funciones siguientes:

a) Asesorar al personal que se ocupa de los animales sobre cuestiones relacionadas con el bienestar de los animales. en cuanto a su adquisición, alojamiento, cuidado y utilización.

b) Asesorar al personal sobre la aplicación del requisito de reemplazo, reducción y refinamiento, y mantenerlo informado sobre los avances técnicos y científicos en la aplicación de ese requisito.

c) Establecer y revisar los procesos operativos internos con respecto al control, la comunicación y el seguimiento de la información relacionada con el bienestar de los animales.

d) Asesorar sobre regímenes de realojamiento o adopción, incluida la socialización adecuada de los animales que vayan a realojarse o darse en adopción.

e) En los usuarios, además realizarán el informe y el seguimiento de los proyectos teniendo en cuenta su efecto sobre los animales utilizados así como determinar y evaluar los elementos que mejor contribuyen al reemplazo, la reducción y el refinamiento.

¿LOS ANIMALES SE PUEDEN REUTILIZAR?

Un animal que ya haya sido utilizado en uno o varios procedimientos, no deberá ser reutilizado en un nuevo procedimiento cuando en su lugar pudiera ser utilizado otro animal con el que no se haya realizado previamente ningún procedimiento,

2El órgano competente, en circunstancias excepcionales y previo examen veterinario, podrá autorizar la reutilización de un animal.

¿PUEDEN LIBERARSE LOS ANIMALES DESPUÉS DE SER UTILIZADOS?

El órgano competente podrá autorizar que un animal pueda ser dado en adopción, realojado o devuelto a un hábitat, explotación u otro medio que sea adecuado para la especie de que se trate. 

¿CÓMO SE SOLICITAN Y SE CONSIGUE AUTORIZACIÓN PARA LLEVAR A CABO LOS PROYECTOS?

Para la comunicación y solicitud de autorización de un proyecto el usuario o la persona responsable del proyecto debe presentar al órgano competente la propuesta del proyecto, acompañada del informe del comité ético, de copia de la solicitud de evaluación del proyecto, y al menos la información correspondiente de entre la que se relaciona en el anexo X (en el BOE), y en el caso de los proyectos de tipo II y III, del resumen no técnico previsto en el artículo 36 del presente real decreto.

Los órganos competentes acusarán recibo al solicitante de todas las solicitudes de autorización en los términos previstos en el artículo 42.4 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

EVALUACIÓN DE LOS PROYECTOS

La evaluación de cada proyecto se realizará por el órgano habilitado con un nivel de detalle apropiado al tipo de proyecto y consistirá en verificar que el proyecto cumple los requisitos siguientes:

a) Está justificado desde el punto de vista científico o educativo, o debe realizarse por imposición legal o reglamentaria;

b) su finalidad justifica la utilización de animales; y

c) está diseñado de manera que los procedimientos se realicen de la forma más humanitaria y respetuosa con el medio ambiente que sea posible.

La evaluación del proyecto incluirá:

a) Una evaluación de su finalidad, de los beneficios científicos que se prevén alcanzar o de su valor docente;

b) una evaluación de su conformidad con los requisitos de reemplazo, reducción y refinamiento;

c) una evaluación y clasificación de sus procedimientos en función del grado de severidad;

d) un análisis de los daños y beneficios, para determinar si los daños, el sufrimiento, el dolor y la angustia que se les puedan causar a los animales están justificados por los resultados esperados, teniendo en cuenta consideraciones éticas y los beneficios que, en definitiva, pueda suponer el proyecto para los seres humanos, los animales o el medio ambiente;

En la evaluación del proyecto podrá recurrirse al asesoramiento de expertos, en particular en los campos siguientes:

a) Las áreas de aplicación científica para las que van a utilizarse los animales, incluidos el reemplazo, la reducción y el refinamiento en las respectivas áreas;

b) El diseño experimental, con estadísticas, si procede;

c) La práctica veterinaria, en animales silvestres o en la ciencia de animales de laboratorio, si procede;

d) La zootecnia y el cuidado de las especies de animales que vayan a utilizarse.

El proceso de evaluación del proyecto deberá ser transparente, realizándose de modo imparcial, pudiendo integrar la opinión de partes independientes.

CLASIFICACIÓN DE LOS PROYECTOS EN FUNCIÓN DE SU SEVERIDAD

La severidad de un procedimiento se determinará por el grado de dolor, sufrimiento, angustia o daño duradero que se prevé que pueda experimentar un animal de forma individual durante el procedimiento.

Las categorías son:

  • Sin recuperación: Los procedimientos que se realizan en su totalidad bajo anestesia general de la cual el animal no recupera la consciencia, deben clasificarse como «sin recuperación».
  • Leve: Los procedimientos a consecuencia de los cuales los animales es probable que experimenten dolor, sufrimiento o angustia leves de corta duración, así como los procedimientos sin alteración significativa del buen estado o del estado general de los animales, deben clasificarse como «leves».
  • Moderado: Los procedimientos a consecuencia de los cuales es probable que los animales experimenten dolor, sufrimiento o angustia moderados de corta duración, o leves pero duraderos, así como los procedimientos que pudieran causar una alteración moderada del buen estado o del estado general de los animales, deben clasificarse como «moderados».
  • Severo: Los procedimientos a consecuencia de los cuales es probable que los animales experimenten dolor, sufrimiento o angustia intensos o moderados pero duraderos, así como los procedimientos que pudieran causar una alteración grave del buen estado o del estado general de los animales, deben clasificarse como «severos».

La clasificación de la categoría de severidad tendrá en cuenta cualquier intervención o manipulación de un animal en un procedimiento determinado. Se basará en el efecto más severo que pueda experimentar un animal después de aplicar todas las técnicas apropiadas de refinamiento.

INSPECCIONES Y CONTROLES EN LOS CENTROS

Los órganos competentes o habilitados efectuarán controles o inspecciones regulares a los criadores, suministradores y usuarios, incluidos sus establecimientos, para comprobar el cumplimiento de este real decreto. Una proporción adecuada de inspecciones deberá realizarse sin previo aviso.

Los órganos competentes adaptarán la frecuencia de las inspecciones o controles, que podrán realizarse con ocasión de controles efectuados con otros fines, en función de un análisis de riesgo que tenga en consideración:

a) Las especies y la cantidad de animales alojados;

b) el historial de cumplimiento o incumplimiento por parte del criador, suministrador o usuario;

c) en el caso de los usuarios, la cantidad y los tipos de proyectos.

d) cualquier dato que pueda indicar un posible incumplimiento.

Los órganos competentes o habilitados inspeccionarán cada año, al menos una vez:

a) A todos los criadores, suministradores y usuarios de primates.

b) A un tercio de los demás usuarios.

SI SE INCUMPLE LA NORMATIVA, ¿QUÉ PASA?

El órgano competente podrá suspender la autorización de un proyecto si este no se lleva a cabo de acuerdo con la autorización, y retirarla, previo expediente tramitado con audiencia del interesado.

Si se retira la autorización de un proyecto, se tomarán las medidas necesarias para que el bienestar de los animales no se vea afectado negativamente.

Y CUANDO YA NO SIRVEN, ¿QUÉ PASA CON LOS ANIMALES?

Al término de todo procedimiento se decidirá si los animales deben mantenerse con vida o ser sacrificados. La decisión será tomada por un veterinario, en casos justificados, por otra persona capacitada.

Se deberá optar por la eutanasia de los animales siempre que sea probable que vayan a padecer un nivel moderado o severo de dolor, sufrimiento, angustia o daño duradero.

Cuando se vaya a conservar con vida a un animal, éste deberá recibir el cuidado y alojamiento acordes a su especie, condiciones fisiológicas y estado de salud.

EUTANASIA

Los métodos utilizados para eutanasiar a los animales son los siguientes, dependiendo de la especie animal de la que se trate:

  • Sobredosis de anestésico.
  • Pistola de clavija perforadora.
  • Dióxido de carbono
  • Dislocación cervical
  • Conmoción cerebral /golpe contundente en la cabeza
  • Decapitación
  • Aturdimiento eléstrico
  • Gases inertes
  • Disparo con rifles, pistolas y municiones adecuadas.

La eutanasia de los animales debe completarse por uno de los siguientes métodos:

a) Confirmación del cese permanente de la circulación.

b) Destrucción del cerebro.

c) Luxación cervical.

d) Desangramiento.

e) Confirmación del comienzo de rigor mortis.